Rajoy sigue con el freno echado ante el desafío separatista

“Prudencia y proporcionalidad”. El presidente español es consciente de lo grave del momento pero no ve aún que “España esté quebrada territorialmente”. Se parapeta tras la generalidad de que se respetará la ley y la Constitución, sin anticipar más pasos, porque muchos no los tiene claros y porque no quiere alarmar en exceso: “Esténse ustedes tranquilos, la ansiedad no resuelve problemas, prudencia, proporcionalidad y determinación”.

Anuncios