“Prudencia y proporcionalidad”. El presidente español es consciente de lo grave del momento pero no ve aún que “España esté quebrada territorialmente”. Se parapeta tras la generalidad de que se respetará la ley y la Constitución, sin anticipar más pasos, porque muchos no los tiene claros y porque no quiere alarmar en exceso: “Esténse ustedes tranquilos, la ansiedad no resuelve problemas, prudencia, proporcionalidad y determinación”.

Un día después de la declaración institucional del presidente Mariano Rajoy, El Parlament ha paralizado la propuesta de resolución hacia una “república catalana” de Junts pel Sí y la CUP. Fuentes parlamentarias explican que la suspensión temporal se ha dictado de forma automática tras las propuestas de PSC y C’s que pedían reconsiderar la admisión a trámite de la iniciativa independentista. Además, la no constitución todavía del PP como grupo parlamentario, también puede frenar la celebración de este Pleno.

La hoja de ruta alternativa de Mariano Rajoy al desafío independentista en Cataluña consistió este martes en una comparecencia institucional de 10 minutos, tras recibir una llamada telefónica de Pedro Sánchez en la que le conminó a actuar; otra llamada posterior a Albert Rivera, y una respuesta a una pregunta para reafirmar que usará todos los recursos de la ley y la Constitución. El Gobierno ha pedido informes jurídicos para prever otras actuaciones pero, por ahora, opta por retrasar el proceso al máximo con procedimientos y recursos parlamentarios.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) registran desde las 8 de la mañana los domicilios particulares del expresidente catalán Jordi Pujol y de tres de sus siete hijos. Los agentes han entrado en las viviendas de Jordi Pujol Ferrusola (alias Júnior) y dos de sus hermanos, Josep y Pere, por orden del juez de la Audiencia Nacional José de la Mata. También están registrando las empresas de los tres hermanos; entre otras, MT Tahat (de Josep) y Blau Consultoría (de Pere).

Junts pel Sí y la CUP dieron ayer un paso clave en su hoja de ruta independentista y presentaron en el Parlament un texto acordado para «declarar solemnemente el inicio del proceso de creación del Estado catalán» en forma de «república». Una resolución que podría aprobarse a finales de la semana que viene y que deja claro el desafío de Cataluña:«La desconexión no se supeditará a las decisiones de las instituciones del Estado, en particular del Tribunal Constitucional».